jueves, 19 de febrero de 2015

Malditos traumas de la niñez


Homero: Bien hijo, en tu primer día de escuela voy a pasarte el graaan consejo que mi padre me dio...
Abraham: Homero, eres tonto como una piedra y feo como una blasfemia. Si un extraño ofrece llevarte, ¡te subes!
Homero: ¡Malditos traumas de la niñez!!

- También te puede interesar -